Síntomas y tratamiento de un golpe de calor en perros

Una radio exclusiva para perros y gatos
15 diciembre, 2017
El otoño y nuestros perros
1 marzo, 2018

Síntomas y tratamiento de un golpe de calor en perros

En verano hace mucho calor y uno de los problemas que nos aparecen si tenemos mascotas es el golpe de calor. El cuerpo de los canes es muy diferente al de las personas, de hecho, mientras que nosotros sudamos y eliminamos el calor a través de la piel ellos no lo hacen. Alivian el calor mediante la respiración y a través de las glándulas sudoríparas de las almohadillas de las patas y la nariz, pero muchas veces no es suficiente y el calor puede afectarles muy negativamente. Un golpe de calor en el perro podría causarle salivación excesiva, taquicardias o incluso pérdida de la consciencia en casos más extremos. Cuando las temperaturas son altas debes tener mucha más precaución con tu peludo y ante el más mínimo síntoma preocupante llevarle al veterinario. Para saberlo, en este artículo  te explicamos los síntomas y el tratamiento de un golpe de calor en perros.

 

Síntomas de un golpe de calor en perros

Un golpe de calor suele darse cuando las temperaturas son muy altas, como en verano y muchas veces también cuando hay un cierto grado de humedad con el calor, como es el caso de los lugares con playa. Lo que ocurre es que a tu mascota se le acaban las reservas de azúcar y sales minerales, lo cual puede ser muy perjudicial para ellos. Por eso es importante saber determinar si nuestra mascota está sufriendo un golpe de calor y detectarlo a tiempo.

Todos los perros pueden padecer un golpe de calor independientemente de la raza, el tamaño o la edad, aunque deberás tener mayor cuidado cuando se trata de cachorros o perros ya mayores porque tienen una salud más delicada. Los perros con pelaje oscuro o negro absorben más el calor, por lo que también podrían verse más afectados que los que tienen un color de pelo más claro, igual que ocurre con las personas. El negro absorbe mucho calor y si tocas a tu mascota de pelo negro un día caluroso notarás que está demasiado caliente. Asimismo, las razas que provienen de climas fríos y las razas braquicéfalas, con el hocico chato, son más propensas a sufrir este problema.

Los principales síntomas de un golpe de calor en perros:

  • Está perezoso o apático, no se levanta o no tiene ganas de moverse cuando en general es un perro activo y muy jugueton.

  • La respiración suele acelerarse y es más rápida o costosa.

  • Las encías podrían aparecer azuladas debido a la respiración dificultosa que esta padeciendo. Esto significa que no le llega el oxigeno adecuadamente.

  • Algunos perros sufren temblores y/o vómitos.

  • El ritmo cardíaco ha aumentado.

  • A veces puede verse a la mascota tambalearse.

  • Su temperatura corporal ha aumentado, es decir, el perro tiene fiebre o más bien hipertermia. Normalmente los perros suelen tener una temperatura corporal normal entre 38,5 °C y 38,9 ºC, sin embargo con un golpe de calor podría llegar a los 42 °C o más.

  • Es importante detectar el golpe de calor a tiempo, ya que de no ser así estos síntomas podrían empeorar o dar lugar a otros mucho más graves como manchas de sangre en la piel o hemorragia gastrointestinal, que le fallen los órganos o que sufra insuficiencia hepática o renal, entre otros.

 

 

Tratamiento del golpe de calor en perros 

El tratamiento es primordial para que la mascota no empeore por lo que se debe realizar de inmediato. Si sospechas que tu perro está sufriendo un golpe de calor es importante llevarlo al veterinario cuanto antes. No obstante, si no puedes trasladarlo al veterinario de inmediato puedes actuar tu en lugar de este y bajarle la temperatura a tu mascota. Eso sí, siempre con cuidado y no de cualquier forma. Te explicamos qué pasos debes seguir y algunos consejos para tratar el golpe de calor en perros.

Lo principal es llevar a nuestra mascota a un sitio fresco y sombreado y deberemos aplicarle frío en las zonas importantes para que su temperatura baje. Puedes aplicarle un paño húmedo y frío en la cabeza, el cuello, las axilas y las ingles. De esta manera no solo bajaremos la velocidad de la respiración sino que, además, podemos evitar un daño cerebral debido a la temperatura excesivamente elevada.

Pon al animal bajo un chorro de agua. Si estás en casa llévale a la bañera o ducha y si estás en la calle busca una fuente para hacerlo y utiliza botellas de agua. El agua tiene que estar fresquita pero no demasiado y ni mucho menos helada, por lo que tampoco conviene usar cubitos de hielo de forma directa, sino envueltos en un trapo o paños de algodón. Ofrécele agua para beber y si bebe por su cuenta perfecto, pero no le obligues a que beba ya que en estos momentos puede ser incapaz de tragar y podría ahogarse. Si no bebe él mismo, humedécele la boca con poca agua. En cuanto puedas llévale al veterinario para que examine que no ha sufrido daños internos.

Lo que nunca debes hacer en estos casos es cubrir a tu mascota con toallas, ya que el calor en lugar de salir se mantendrá y poco a poco aumentará. También es importante que, como hemos dicho, no utilices agua helada ya que esto podría producirle daños debido al cambio brusco de temperatura.

Cómo prevenir un golpe de calor en perros

Es bueno conocer diversas cosas a tener en cuenta y formas de prevenir el golpe de calor en los perros, por ello aquí te detallamos algunas:

Puesto que los golpes de calor se dan con temperaturas altas o un grado de humedad elevado, si vas a viajar con tu mascota es aconsejable mirar las temperaturas y el ambiente que hará y de esta forma estar prevenido.
Además, hay otros ambientes que favorecen un golpe de calor como por ejemplo los espacios reducidos y/o mal ventilados como es un coche cerrado, una habitación, un transportín o un balcón. Es importante tener estas cosas presentes cuando hace mucho calor.
Nunca dejes a tu mascota sola en el coche con las ventanillas cerradas, podría darle un golpe de calor muy fuerte y grave e incluso morir.
Algunos balcones cerrados se convierten en auténticos invernaderos, no dejes nunca a tu mascota encerrada en este lugar.
Si vas a llevarlo en transportin asegúrate de que tenga suficiente ventilación y sácalo de vez en cuando y siempre lleva agua para que pueda hidratarse.
También puedes colocar en el suelo dónde estéis y haga calor toallas humedecidas o esterillas o mantas de frío.
Evita sacar a tu perro a pasear en las horas centrales del día, que es cuando el sol está más alto y hace más calor. Mejor sácalo pronto por la mañana o cuando haya caído el sol. Y si hay mucho sol llévale por la sombra. Además, busca sitios dónde sepas que hay fuentes por si el perro necesita beber o sino lleva siempre preparada una botellita de agua.

El agua es muy importante en esta época, ya que mantener a tu perro hidratado podría evitarle un golpe de calor. Además, puedes remojarle de vez en cuando con un poquito de agua; no demasiada y no muy fría. 

Este artículo es meramente informativo,te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.